Sale a correr con mascarilla y le falla un pulmón

Un vecino de la ciudad china de Wuhan se aprovechó del levantamiento de las restricciones de cuarentena para hacer ejercicio al aire libre, pero terminó en la mesa del quirófano.

El hombre, identificado como Zhang Ping, de 26 años, recorría alrededor de tres kilómetros diarios. Sin embargo, hace una semana, apostó por duplicar la distancia. El 7 de mayo, luego de recorrer unos cuatro kilómetros, comenzó a tener dificultades para respirar y a sentir un dolor intenso en el pecho. Más tarde, los síntomas se agravaron, y fue hospitalizado de urgencia en el hospital central de Wuhan. 

Al examinar al hombre, los médicos descubrieron que tenía el pulmón izquierdo perforado y encogido en un 90%. Además, su corazón estaba empujado hacia la derecha. Dicha condición, denominada neumotórax espontáneo, fue causada por el repentino aumento de la presión en el órgano durante el ejercicio.

Este trastorno suele ocurrir en personas con asma, fibrosis quística y neumonía, aunque también puede representar un peligro para las personas sanas: los hombres altos y delgados de entre 20 y 40 años están en la zona de riesgo. En cuanto al paciente, «era un hombre muy alto y bastante delgado», explicó uno de los médicos. Afortunadamente, se encuentra estable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *